I JORNADAS HISPANO – PORTUGUESAS MEMORIA Y RESISTENCIA

Los días 16 y 17 de febrero tuvieron lugar en Beja, en el Alentejo portugués, las Iª Jornadas Hispano-portuguesas “Memoria y resistencia”, organizadas conjuntamente por Foro por la Memoria de Huelva-Federación Estatal de Foros por la Memoria y la Cooperativa Cultural Alentejana, y contando con el apoyo de instituciones tales como la Consejería de Justicia y Admón. Pública de la Junta de Andalucía, la Cámara Municipal del Concejo de Beja y las Juntas de Freguesía de Baleizão y Santana de Cambas.

 

El acto de apertura de las jornadas corrió a cargo de Fernanda Moral, miembro de la Junta Directiva de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, Francisco Santos, presidente de la Cámara Municipal de Beja, Félix Ramos, presidente de Foro por la Memoria de Huelva y Álvaro Mobre, presidente de la Cooperativa Cultural Alentejana. Todas las intervenciones incidieron en la importancia de estas jornadas como un elemento más de reforzamiento de los lazos que unen a los dos pueblos, el español y el portugués, que en la lucha contra el fascismo dieron verdaderos ejemplos de solidaridad internacionalista, con ejemplos como los de João Carrasco o Juan Rosa, los cuales acogieron refugiados del país vecino en sus hogares, poniendo en serio peligro sus vidas. Fernanda Moral agradeció la celebración de estas jornadas por ser una muestra más de los objetivos de la Federación, como son la divulgación de esa “historia oculta que durante cuarenta años de dictadura y treinta de transición nos han vetado”, junto a otros como son la recuperación de asesinados o el homenaje a expresos. Un objetivo, el de la divulgación, ligado a la construcción de “ese otro mundo de la nueva izquierda del siglo XXI”, pues las mismas luchas se producen hoy en día en lugares como Irak, Palestina o Latinoamérica.

 

La primera sesión, “Los fascismos en Portugal y España y su herencia”, por Miguel Urbano Rodrigues, escritor, periodista y pensador, incidió en esta línea de importancia de la memoria, de conocer de dónde venimos para saber hacia dónde dirigirnos. En relación con la Guerra Civil Española, Urbano insistió en la actitud hipócrita de las democracias occidentales, en especial Gran Bretaña y Francia, con respecto a la II República; la Política de no Intervención, según Urbano, en el fondo permitió que Alemania e Italia intervinieran de forma decisiva en el conflicto, entregando España al fascismo. La misma actitud temerosa frente a nazis y fascistas mostraron las potencias occidentales en los Pactos de Munich, entregando a Checoslovaquia en nombre de la “salvaguardia de la paz”. Siguiendo con la línea de vincular pasado y presente, Urbano habló de su percepción de matices fascistas en la política portuguesa, y criticó que el presidente de España, José Luís Rodríguez Zapatero, que se declara socialista, haga propaganda de políticas neoliberales, y que, a pesar de que retirara las tropas españolas de Irak, siga participando en misiones “humanitarias” como la de Afganistán, calificada por el conferenciante de “misión imperial”.

 

La segunda sesión de la mañana tuvo como protagonista a Francisco Sánchez Montoya, con el tema “El norte de África en el origen de la Guerra Civil Española”. En su disertación, el investigador ceutí relató la cadena de acontecimientos que se produjo en el territorio, como el desarrollo de la sublevación en Melilla, Ceuta, Tetuán y Larache, el paso de las primeras tropas por el Estrecho de Gibraltar, el fallido atentado contra Franco en Ceuta, etc. También hizo referencias a la represión ejercida por los golpistas, con casos como el Consejo de Guerra al Alcalde de Ceuta, el doctor Antonio López Sánchez-Prado.

Finalizada esta sesión se emplazó al público asistente a las 15:30, hora en que se reanudarían las sesiones.

 

Tras la comida, que se desarrolló en un ambiente de hermandad entre portugueses y españoles, se procedió a la presentación de la exposición “La II República, la esperanza de un pueblo”, a cargo de Santiago Vega, Presidente del Foro por la Memoria de Segovia. Este explicó el contenido de los diferentes paneles de que consta la exposición itinerante. En la cual se desgrana el desarrollo histórico de la II Republica, desmitificando conceptos extendidos por los fascismos como la persecución de la religión por los gobiernos republicanos, etc…

 

Luego se visionó el documental “La voz encendida”, sobre la exhumación del guerrillero de Valverde del Camino Juan Ramón Maestre Bobero, realizada en octubre de 2005 por el Foro por la Memoria de Huelva.

 

Finalmente, como cierre de la primera jornada, se celebró una charla-debate bajo el título de “La memoria histórica en España y la lucha contra la impunidad de los crímenes franquistas”, con la presencia en la mesa de Miguel Muga, abogado y miembro de la junta directiva de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, Carlos Castellanos, presidente de Foro por la Memoria de Andalucía, y José Baguinho y Susana Correia, ambos miembros de la Cooperativa Cultural Alentejana. En esta charla-debate, con una participación muy activa del numeroso público presente, se habló de cuestiones como la ley de memoria aprobada recientemente en España y su desadecuación con la legislación internacional de derechos humanos. Desde los escaños del publico se criticó duramente la ley debido a ser considerada como una “ Ley de punto final “ inútil e ineficaz, se destacó como ejemplo la cuestión de la retirada de simbología fascista que según la citada ley quedará bajo las competencias de las administraciones locales y sin un plazo especificado para dicha retirada.

 

Al día siguiente, la primera sesión, “La represión de los vencedores. Los batallones de trabajadores (1939-1945)”, a cargo de José Manuel Algarbani, profesor de Historia de la Universidad de Cádiz. En esta disertación, Algarbani mostró los resultados de varios años de investigación sobre un aspecto hasta ahora totalmente desconocido de la represión franquista, la represión de individuos que no se significaron en el bando republicano y aún así fueron sometidos a unas condiciones de esclavitud y de brutalidad que desmienten las afirmaciones de que la represión fue un fenómeno que no afectó a la gente de a pie, al pueblo llano. Estos batallones, continúa Algarbani, se encargaron de ejecutar obras de carácter militar que fueron presentadas como defensivas en la época; pero respondían, según informes desclasificados consultados por el ponente, a un plan de Franco de conquistar Gibraltar para así entrar en la Segunda Guerra Mundial en una posición de fuerza del lado de las potencias del Eje, plan abortado por el fracaso alemán en el frente soviético, que hizo reconsiderar a Franco sus intenciones.

 

La segunda y última sesión, “La participación de los portugueses en la Guerra Civil Española”, de la mano de João Varela Gomes, coronel retirado del Ejército portugués, tuvo como ejes fundamentales dos ideas:

  1. Participación portuguesa en apoyo a la II Republica : João Varela destacó la numerosa participación de voluntarios portugueses en la lucha contra los sublevados franquistas, encuadrados dentro del Ejercito Popular Republicano y en las milicias populares. Explicó que la participación de los portugueses no se concretó en la formación de una Brigada Internacional propia, si no como miembros nativos de Ejercito Popular Republicano, esto fue debido al grandísimo sentimiento de hermandad existente con los obreros españoles; muchos de estos combatientes portugueses eran emigrantes venidos a trabajar a las minas asturianas, leonesas y de la Cuenca Minera de Riotinto, entre otras, siendo mucho de ellos miembros de CNT y PCE, y que al producirse el golpe de estado se integran inmediatamente a las milicias populares para defender la II Republica y las conquistas conseguidas por los trabajadores.

 

  1. Participación portuguesa en apoyo a los sublevados : João Varela destaca la escasa importancia de la ayuda militar del dictador Salazar al bando franquista militar, en nº de efectivos lejos de los 20.000 efectivos que la propaganda fascista portuguesa dijo no excedieron en mucho del millar de ellos, los llamados Viriatos. Pero sin embargo si que fue relevante la importancia de la ayuda logística que ofreció el régimen fascista de Salazar, Lisboa se convirtió en el Puerto Franco de los sublevados, de igual manera las fronteras portuguesas se convirtieron en una cacería contra los republicanos españoles que huían de las matanzas que se estaban cometiendo en España y que al ser capturados por las fuerzas armadas o policías portugueses eran entregados a los sublevados españoles. De igual manera señaló la importante ayuda diplomática que ejerció el régimen portugués.

 

Concluida la intervención del Coronel João Varela y en agradecimiento a la inestimable colaboración de los diferentes ponentes, Foro por la Memoria de Huelva y la Cooperativa Cultural Alentejana entregaron a todos ellos una placa de homenaje y una serigrafía de Catarina Eufemia.

 

Como colofón a las jornadas nos desplazamos hacia la localidad de Baleizão para hacer entrega de una placa conmemorativa con el siguiente texto:

 

“EN memoria de catarina eufémia y de todos
los hombres y mujeres que luchan contra
el capitalismo y el fascismo.
ni olvido, ni perdón“

 

 En la citada localidad también se realizó una ofrenda floral en el monumento emplazado en el lugar donde fue asesinada Catarina Eufemia, campesina y militante del Partido Comunista Portugués asesinada en 1954, cuando participaba en una manifestación por los derechos de los campesinos. En el momento de su asesinato estaba embarazada y portaba a una de sus hijas de muy corta edad en sus brazos. Se depositaron claveles rojos y un ramo de flores con los colores de la bandera de la
II Republica Española. A continuación el presidente de la junta de Freguesía de Baleizão nos comunicó que la citada placa será colocada en un futuro monumento que se estará ubicado en un parque dedicado a la memoria Antifascista que se construirá en breve.

 

Tras el almuerzo en Baleizão, partimos hacia Santana de Cambas, donde en un ambiente de gran emotividad se procedió a la entrega a las autoridades municipales de una placa con el siguiente texto:

 

“EN memoria de João Carrasco, por una vida dedicada a la lucha contra el fascismo y por su solidaridad con los republicanos españoles.

 

Tu ejemplo continua vivo en la lucha HERMANO”

 

Esta placa se emplazará en la vivienda donde nació y vivió João. También se hizo entrega de un ramo de flores con los colores de la bandera de la II Republica Española a su hija María Julia. En el acto estuvieron presentes varios de los parientes de republicanos españoles a los cuales João acogió salvándoles de una muerte segura. Todos ellos expresaron a María Julia su eterno agradecimiento, a lo cual ella respondió que para su padre esta tarea era una cuestión ineludible, en consecuencia de sus ideales de solidaridad e internacionalismo que lo inspiraron durante toda su vida.

 

Tras esta marchamos de vuelta hacia España con un sentimiento claro de la inexistencia de fronteras para la clase obrera y la solidaridad. Con un gran vacío en nuestros corazones por dejar a nuestros hermanos portugueses pero, y ante todo, con la promesa firme de se seguir continuando con las luchas emprendidas por nuestros antepasados como mejor manera de honrar a tantos hombres y mujeres que fueron capaces de darlo todo sin pedir nada a cambio para conseguir un mundo justo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s